23 junio 2017

BIZCOCHO DE ALBARICOQUES Y NUECES


Tengo debilidad por los albaricoques en los bizcochos cuando después de horneados quedan con esa acidez tan característica y que queda tan bien con el dulzor de la masa.
Una de las recetas más vistas durante estos años es la coca de albaricoques de mi abuelo, cada año cuando empiezo a verlos en las fruterías ya me viene a la mente.
Esta vez os traigo un biscocho tierno y húmedo con contraste de sabores, albaricoques, limón, mantequilla que le aporta suavidad y las nueces un toque crujiente.
Fuente- Exuberancia/ Yottam Otolenghi

 
INGREDIENTES
  • 185gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas aceite girasol
  • 220gr azúcar
  • 120gr almendras molidas
  • 120gr nueces
  • 4 huevos
  • 90gr harina
  • 1 cucharadita extracto vainilla
  • Ralladura 1 limón
  • 10 albaricoques
  • 1 pica de sal
Glaseado
  • 50gr azúcar
  • 35gr zumo limón



ELABORACION
  • Precalentamos horno a 180
  • Lavamos y partimos por la mitad los albaricoques retirando el hueso. Reservamos.
  • Batimos la mantequilla, aceite, azúcar, ralladura de limón, vainilla y harina de almendra hasta que todo esté bien integrado.
  • Añadimos los huevos ligeramente batidos uno a uno sin dejar de batir.
  • Incorporamos la harina tamizada poco a poco y suavemente hasta integrarla por completo.
  • Añadimos las nueces troceadas.
  • En un molde engrasado disponemos la masa resultante.
  • Ponemos los albaricoques de la forma que más os guste a mitades en la parte de arriba, siempre dejando la parte de la piel hacia abajo.
  • Horneamos durante 70min o hasta que pinchando en el centro el palillo salga limpio.
  • Preparamos el glaseado poniendo el azúcar y zumo en un recipiente a fuego medio hasta que el azúcar se diluya por completo.
  • Con el bizcocho aún caliente pinchamos la superficie y la glaseamos pincelando y dejando que absorba.


15 junio 2017

ENSALADA CAPRESE CON PESTO CASERO



Esta es una manera bien sencilla y original de presentar una simple ensalada caprese, pero con más glamour que con el tomate a trozos. En versión individual.

Si hacéis la salsa pesto casera ya no volveréis a comprarla preparada, y si sumáis que poséis cambiar la albahaca por espinacas crudas, canónigos o rúcula y los piñones por nueces o avellanas ya es la bomba. Podéis elaborar la misma salsa con un toque diferente cada una. 

Iba a publicar un guiso que directamente se ha ido a la despensa a esperar Setiembre porque con estos calores sólo apetece platos rápidos, sin horno y sin fogones quemándonos los bigotes.

Si os sobra salsa podéis hervir cualquier tipo de pasta y ya tenéis solucionada la papeleta para otra comida.


INGREDIENTES
  • 4 tomates 
  • 2 bolas de mozzarela de búfala

Salsa
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 40 gr piñones + para decorar
  • 1 ajo pequeño
  • 80 gr de albahaca
  • 80 gr queso parmesano
  • 1 pizca de sal y pimienta


ELABORACION
  • Para preparar la salsa pesto ponemos todos los ingredientes en un vaso batidor y batimos hasta que estén todos bien integrados.
  • Lavamos los tomates y los cortamos en láminas (4 aprox)
  • Cortamos el queso en láminas.
  • Para montar los tomates hacemos la torre intercalando el tomate con el queso y un poco de salsa en casa piso, acabando con un poco de salsa alrededor y unos piñones enteros para decorar.
  • Para que los tomates se aguantes clavarles un palillo entero para que tengan mayor estabilidad.





07 junio 2017

TOM COLLINS {Combinado de ginebra refrescante}



El otro día pensaba que no tengo prácticamente bebidas en el blog, y no es que me guste atiborrarme cada fin de semana pero si que pruebo de hacer algún que otro combinado para ir alternando y no beber siempre gintonic.

Cuando era jovencita siempre que salía pedía Vodka con linonada, el wisky en vaso no lo pruebo desde una mala experiencia que tuve que ahora mismo no es necesario recordar, pero os podéis llegar a imaginar lo mala que me puse.

Luego me sumé a la moda de los gintonics, pero la verdad es que ahora salgo poco y en casa de vez en cuando nos gusta prepararnos algo rico para acabar la noche. De ahí esta receta.

Es un combinado creado por John Collins, un barman que consiguió en 1890 que esta bebida fuera conocida alrededor del mundo.  Nuestro vasos de 'cubata' como los llamamos, también se conocen como vasos Collins ya que era en ellos como se servía.

Usaba una ginebra dulce que ahora ya existe 'Old Tom', combinada con zumo de limón recién exprimido, azúcar, agua con gas y hielo. Poner las cerezas es de mi cosecha.

El agua con gas utilizada es de la marca Perrier, uno de los productos de mi última caja Degustabox.
Degustabox da la oportunidad de probar una gran cantidad de productor de primeras marcas enviando una caja mensual por 14,99€ pero si introducís mi código del blog "R6X05" la primera Degustabox os costará tan solo 9,99€ (con gastos de envío ya incluidos).
Podéis seguir también a Degustabox por las redes sociales, a través de su página de Facebook y en Twitter Instagram.



INGREDIENTES
  • Ginebra
  • Limón
  • Azúcar
  • Agua con gas Perrier
  • Hielo


ELABORACION
  • No pongo cantidades porque dependerá del recipiente donde lo sirváis.
  • Llenamos el vaso de hielo y colocamos rodajas de limón.
  • Dividimos el vaso en 3 partes imaginarias.
  • Una será de limón, otra de ginebra y la otra de agua con gas.
  • Primero exprimimos el limón y lo mezclamos con el azúcar (en mi caso 1 cucharada colmada). Lo echamos en el vaso.
  • Seguidamente la ginebra.
  • Por último el agua con gas.
  • Mezclamos con una cañita y lo disfrutamos.
  • Colocamos unas cerezas a modo de decoración



01 junio 2017

HUMMUS DE PIMIENTOS DEL PIQUILLO CON QUESO DE CABRA


Ya sabéis que me encanta el hummus en todas sus versiones, tengo publicada la receta tradicional y una riquísima de boniato con yogur. Hoy añadimos uno más a la lista, este hecho con garbanzos, pimiento del piquillo y acompañado de un buen queso de cabra.

Siempre suelo hacer bastante, de esta manera si sobra algo me resuelve el acompañamiento perfecto para carnes o pescados... si sobra, claro.

Vayamos con la receta, rápida y super sencilla de hacer.


INGREDIENTES (1 bol como el de la foto, si queréis más duplicad ingredientes)

  • 200gr garbanzos cocidos escurridos (1 pote pequeño)
  • 100gr pimientos del piquillo en conserva de buena calidad
  • 25ml agua
  • Zumo de 1 limón
  • 1 ajo
  • 2 cucharadas de tahini
  • Queso de cabra en rulo
  • Sal
  • Aceite de oliva, sésamo tostado para decorar

ELABORACION
  • Ponemos en un vaso batidor todos los ingredientes menos el queso, el aceite y el sésamo. Batimos hasta que resulte una pasta homogénea.
  • Disponemos en el recipiente escogido con un chorro de aceite de oliva virgen extra, el queso de cabra desmenuzado y espolvoreamos el sésamo tostado.
NOTA
  • Si no lo vamos a consumir en el momento lo gusrdamos en la nevera con papel film sin aceite, queso ni sésamo. Lo decoramos en el momento de servir.
  • La cantidad de agua varia dependiendo del líquido que tengan los garbanzos y pimientos, deberéis jugar a partir de la textura que os guste.

25 mayo 2017

BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y BAILEYS



No es la primera receta que hago de ella, pero si de su primer libro y me hace una ilusión tremenda. Digo su primero porque estoy segura que es sólo el principio de algo grande y bonito, Cristina de Kanela y limón ha dejado su cariño en este libro.http://kanelaylimon.blogspot.com.es/

He empezado con algo sencillo pero no por ello menos rico, un bizcocho de chocolate y baileys perfecto para comer...a todas horas. Era uno de esos días sin mucho tiempo para estar tranquila en la cocina  y me fue perfecto, aunque ya os adelanto que en el libro hay recetas para quedarse ojiplático como la pavlova banoffe. Esa es urgente hacerla.

Son la misma cantidad de ingredientes, modificando según una regla de 3 para usar cinco huevos en vez de cuatro.


INGREDIENTES

  • 190gr mantequilla
  • 250gr azucar
  • 5 huevos
  • 250gr harina trigo
  • 150ml baileys
  • 25g cacao en polvo
  • 15gr levadura polvo
  • 1 pizca de sal



ELABORACION
  • Precalentamos el horno a 180º y engrasamos el molde escogido.
  • Tamizamos la harina con la levadura y la sal. Reservamos.
  • Separamos las yemas de las claras.
  • Montamos las claras a punto de nieve firme añadiendo poco a poco 125gr del azúcar durante el montado. Reservamos.
  • Batimos la mantequilla con los otros 125gr de azúcar hasta que resulte una crema blanquecina.
  • Añadimos las yemas una a una sin dejar de batir hasta que estén bien integradas.
  • Integramos las claras a punto de nieve en 3 veces con movimientos envolventes con la ayuda de una espátula.
  • Añadimos 1/3 de la harina, la integramos. Ahora la mitad del licor.
  • Volvemos a repetir el paso anterior. Es decir, empezamos y acabamos con harina (harina/baileys/harina/baileys/harina)
  • Separamos 1/3 parte de la masa y añadimos el cacao tamizado mezclando para que se integre
  • Con un sacabolas de helado o una cuchara vamos intercalando ambas masas en el molde, y al final con un palillo o la punta de una cuchillo las revolvemos para que queden los dibujos.
  • Horneamos el bizcocho durante 1 hora aprox o hasta que al pinchar en el centro el palillo salga limpio.



17 mayo 2017

BACALAO CON PASAS, PIÑONES Y HUEVO


Esta receta viene publicada por una una reunión de locas blogueras un viernes por la tarde, Mon de April's Kitch, Manu de Las recetas de Manu y Elvira de Los cerezos en flor sumando a Aisha de La cocina de Aisha que estaba con nosotros en mente y alma desde un país lejano.

De esa reunión salió una amistad y un grupo de watsapp donde hablar de cocina, compartir recetas y cosas varias. Un buen día decidimos entre todas publicar una vez al mes una receta importante y con historia para cada una de nosotras, el mes pasado ellas lo hicieron con la coca de patatas mallorquina de mi abuelo y este mes ha tocado esta maravilla de bacalao de Manu.

He de deciros que yo la he variado un poco respecto a la original ya que encima lleva una fina tortilla de leche y harina y a mi pareja no le gustan los huevos ( sí, habéis oído bien) y los duros los aparta, pero con las tortillas no puede. Por lo demás os diré que es un plato realmente exquisito, delicado y que en mi opinión variará dependiendo de la calidad del bacalao así que intentad que sea de la mayor calidad que podáis.

En mi caso usé uno proveniente de Islandia congelado y al punto de sal que venden en mi pescadería y del cual soy muy fan, ya que no he vuelto a comprar del salado. Lomos hermosos y jugosos a decir basta.

A la hora de cocinar me dí cuenta que no tenía azafrán y lo cambié por una pizca de pimentón ahumado de la Vera que quedó perfecto, y la idea de añadir la totalidad del vino a la picada me gustó mucho.

En resumen, una maravilla de plato que no os podéis perder.


INGREDIENTES

  • 500gr de bacalao al punto de sal
  • 1 cebolla grande
  • 1 tomate maduro pequeño
  • 2 huevos duros
  • 1 ajo
  • Perejil 
  • 10 almendras tostadas
  • 4 palitos de pan
  • 1 vasito de cortado de vino blanco
  • 1/2 cucharadita de pimentón ahumado de la Vera
  • 50gr de pasas escaldadas e hidratadas en agua hirviendo
  • 1 puñado de piñones tostados



ELABORACION

  • Preparamos la picada con el ajo, perejil, almendras tostadas y los palitos de pan.. Una vez machacado agregamos el vino, mezclamos y dejamos reposar.
  • Enharinamos ligeramente el bacalao y lo freímos para que se dore, retiramos y reservamos.
  • En el mismo aceite sofreímos la cebolla picada muy pequeña hasta que se ablande.
  • Añadimos el tomate cortado en trocitos y dejamos un par de minutos más.
  • En este punto salamos y añadimos una pizca de azúcar moreno para corregir la posible acidez.
  • Añadimos el pimentón, mezclamos e incorporamos la picada. Damos un par de vueltas y cocinamos oto par de minutos a fuego suave.
  • Ponemos los trozos de bacalao con la piel hacia abajo encima del sofrito, los huevos y las pasas y piñones por encima.
  • Añadimos agua casi hasta cubrir, tapamos y dejamos que se cocine alrededor de 15 minutos a fuego lento.

Para ver las otras 2 recetas de Mon y ELvira y la original de Manu os dejo los enlaces:

LAS RECETAS DE MANU
APRILS KITCHEN
LOS CEREZOS EN FLOR

11 mayo 2017

BIZCOCHO DE LECHE CALIENTE


Hace mucho tiempo que ví este bizcocho por la red, y desde entonces siempre me picó la curiosidad de cómo y porque la leche debía estar caliente.
 
La verdad es que queda un bizcocho muy esponjoso, de miga densa y a la vez jugosa. Es el típico que queda perfecto para comer con el café de la mañana o a media tarde, y también es una buena opción para usar de base de tartas para rellenar.
Hay varias recetas variando las cantidades de ingredientes y yo me decanté por la de la chulada de blog italiano Chiarapassion, sólo he modificado las cantidades proporcionales para hacerlo más grande en un molde bundt.
Lo he hecho ya un par de veces, uno con leche entera corriente y otra con leche de cabra Puleva que venís en mi caja Degustabox de este mes pasado.
Degustabox da la oportunidad de probar una gran cantidad de productor de primeras marcas enviando una caja mensual por 14,99€ pero si introducís mi código del blog "R6X05" la primera Degustabox os costará tan solo 9,99€ (con gastos de envío ya incluidos).
Podéis seguir también a Degustabox por las redes sociales, a través de su página de Facebook y en Twitter Instagram.



INGREDIENTES
  • 6 huevos
  • 330gr azúcar
  • 240ml leche de cabra Puleva
  • 120gr mantequilla buena calidad
  • 330gr harina
  • 12gr levadura
  • 1 cucharada extracto vainilla
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glass para decorar



ELABORACION
  • Tamizamos la harina con la levadura y reservamos.
  • Batimos muy bien los huevos enteros con el azúcar un mínimo de 10 minutos. Han de triplicar el volumen, quedando una mezcla blanquecina.
  • Mientras monta ponemos un cazo al fuego con la mantequilla, la leche y la vainilla. Cuando empiece a hervir retiramos.
  • Por el lateral en forma de hilo y sin dejar de batir incorporamos a la mezcla de huevos.
  • Por último y con movimientos envolventes y suaves (a mano), incorporamos la harina en tres veces para que nos sea más fácil.
  • Disponemos la mezcla en un molde engrasado y lo horneamos unos 50 minutos aproximadamente, hasta que pinchemos en el centro y salga limpio.
  • Desmoldamos de la forma habitual, dejamos enfriar y a comer.
NOTAS
  • Tened en cuenta que cuanto más montéis los huevos y más cuidado llevéis con incorporando la harina, más delicado os quedará este bizcocho.
  • Yo siempre lo dejo reposar de un día para otro en la nevera bien envuelto en film, a la mañana siguiente lo corto, como y lo que sobra en porciones en el congelador.
  • Perfectamente aguanta 4-5 días en la nevera bien envuelto si no queréis congelar.


04 mayo 2017

7 PLATOS PARA UNA CENA INFORMAL


Cuando monto alguna reunión de amigos o familia en casa siempre hago un picoteo. La verdad es que lleva mucho más trabajo que preparar un plato principal con algún entrante pero qué queréis que os diga, me encanta liarme…aunque me estrese.

Hoy os traigo una presentación estilo menú para daros alguna idea de platos que preparar en alguna de estas cenas, todos son muy fáciles y ricos. Hay para todos los gustos, 6 platos y 1 postre.

Para ver la receta sólo hace falta clikar encima del nombre


Receta sacada de uno de mis libros favoritos de cocina, JERUSALEM de Yotam Ottolengui. Ideal para prepararla el día antes y dejarla en la nevera, cuanto más reposo más sabrosa está.



Una receta deliciosa para untar en tostaditas, tiene un sabor suave y de igual manera que la anterior es genial para prepararla con antelación.




Ahora no hay boniatos, pero lo cambiamos por calabaza sin problema alguno y queda exactamente igual de delicioso. Lo podemos acompañar de pan de pita tostado o incluso de alguna verdura en crudo como pepino y zanahoria.



Típicos de la gastronomía mallorquina, con una masa super fácil de preparar y deliciosos para comer en frío. Van rellenos de verduras y tienen ese sabor a lo auténtico.




Las hago mucho como acompañamiento de un buen plato de embutido a modo de pan.




No hay cena de picoteo que se precie sin un buen guacamole, y esta receta nunca falla. Acompañado de unos nachos (sin sabor) es un plato fácil de preparar y de los que primero desaparecen de la mesa.




Y de postre unos vasitos delicioso, suave y para nada pesado. Cambiando las cerezas por fresas frescas de temporada os aseguro que les encantará a todos vuestros invitados.

Y por supuesto no os olvidéis de comprar un buen vinito o de hacer una buena sangría casera. El conjunto de todo hará una perfecta velada!!


27 abril 2017

TARTA DE FRESAS CON NATA


Venga chicos, que ya tenemos más calorcito a días y este tipo de postres me encantan. Además la mezcla es de lo más querida por la gran mayoría de gente…fresas con nata.
 
Aprovechando que hay buenos fresones o fresas, cuando las veo bien de precio hago acopio y preparo mermelada deliciosa. Ya sabéis que cuanto más bueno sea el producto mejor nos saldrá nuestra elaboración, y en esta tarta el sabor de la fresa y la calidad de la nata son importantes para degustarla bien.
Esta tarta es divina y no es para nada pesada, aunque lleve en su elaboración leche condensada. Es una receta basada en la tarta de nata de Cristina de Kanela y limón, pero cambiando la base y añadiendo las fresas.
Genial para prepararla el día anterior y no andar con jaleos en la cocina antes de comer, disfrutadla!!


INGREDIENTES
  • 300 gr galletas Chiquilín
  • 40 gr mantequilla deshecha
  • 300 ml nata líquida para montar
  • 100 gr leche condensada
  • 1/2 kg fresas + las de la decoración
  • 4 hojas de gelatina

ELABORACION
 
  • Forramos un molde de 20cm con papel de horno, tanto la base como los laterales.
  • Lavamos bien las fresas, las secamos y cortamos en trocitos.
  • Trituramos las galletas y mezclamos con la mantequilla. Forramos la base y los laterales con la mezcla para que quede un buen grosor. Reservamos en el congelador hasta el momento de usar.
  • Hidratamos la gelatina en agua bien fría durante 10 min, escurrimos y reservamos.
  • Calentamos la leche condensada en el micro y deshacemos la gelatina bien. Dejamos que temple bastante.
  • Montamos la nata que habremos enfriado en la nevera y 10 minutos en el congelador, ha de quedarnos firme.
  • Con la ayuda de una espátula integraremos la leche condensada porco a poco, con cuidado que no se nos baje la nata.
  • Mezclamos las fresas a trocitos de la misma manera cuidadosamente.
  • Rellenamos el molde con la mezcla alisando bien la superficie.
  • Tapamos con papel film y llevamos a la nevera de un día para otro.
  • Antes de servir decoramos con fresas frescas.

20 abril 2017

TARTA IRLANDA {chocolate y café irlandés}


Una señora tarta para cualquier cumpleaños o como colofón de una comida, espectacular.
 
Una mezcla de sabores ganadora a mi modo de ver, chocolate y café...con un toque de whisky. Apuesto muchas veces por esta mezcla a la hora de preparar postres y nunca falla.
 
Es la receta que presenté en el concurso Chocolate Challenge 2 de chocolates Valor y como os podéis imaginar lleva mucho, mucho chocolate.
 
Como todas las tartas siempre estará más rica con un dia de reposo, los bizcochos los podéis preparar con antelación y congelar hasta que los vayáis a usar.
 
Como he dicho antes es ideal para diferentes ocasiones, incluso para un día de gula extrema...en este caso es necesario tener algo así a mano. Espero que os guste!


INGREDIENTES (2 bizcochos de 20cm)
 
Bizcocho
  • 6 huevos
  • 80gr cacao puro en polvo Valor
  • 300gr azúcar
  • 2 yogures naturales griegos
  • 320gr harina
  • 100gr chocolate con leche al caramelo valor en trozos pequeños
  • 300ml aceite girasol
  • 1 cucharadita levadura
  • 3 cucharaditas bicarbonato
  • 1 cucharada extracto vainilla
  • 150ml café solo
  • 25ml wisky
Relleno
  • 250gr mascarpone
  • 2 cucharadas soperas miel
Cobertura
  • 120gr chocolate negro 70% para postres
  • 500ml nata para montar
  • 8 cucharaditas colmadas café soluble
  • 2 hojas gelatina
  • 6 yemas

ELABORACION
1-CREMOSO DE CHOCOLATE Y CAFÉ IRLANDÉS
  • Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
  • Picamos muy fino el Chocolate Negro 70% para postres y reservamos en un recipiente.
  • En un cazo ponemos a fuego suave la nata, cuando caliente diluimos el café y lo llevamos a ebullición.
  • Blanqueamos las yemas con el azúcar hasta que nos resulte una mezcla suave, blanquecina y el azúcar se haya disuelto.
  • Sin dejar de batir echaremos de golpe la mezcla de nata y café hirviendo.
  • Diluimos la gelatina hidratada y bien escurrida en la mezcla anterior.
  • Volcamos encima del chocolate, dejamos 1 minuto e iremos mezclando con unas varillas manuales desde el centro hacia afuera haciendo espirales hasta que estén los ingredientes bien integrados y el chocolate deshecho.
  • Tapamos con film al contacto, dejamos enfriar a temperatura ambiente y refrigeramos un mínimo de 8 horas antes de usar.
2-BIZCOCHO DE CHOCOLATE
  • Tamizamos la harina con la levadura, el Cacao puro en polvo desgrasado 0% azúcares añadidos, bicarbonato y levadura.
  • Batimos los huevos a temperatura ambiente con el azúcar hasta que nos resulte una mezcla suave y haya triplicado el volumen.
  • Integramos los yogures sin dejar de mezclar, seguido de la vainilla y el aceite por el lateral en forma de hilo y poco a poco.
  • Añadimos los ingredientes secos en tres veces hasta integrados por completo.
  • Incorporamos el chocolate con leche y caramelo picado fino.
  • Disponemos la mezcla en los moldes engrasados y horneamos durante alrededor de 40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio.
  • Con los bizcochos calientes calamos con el café irlandés, enfriamos y reservamos.
3-CREMA DE MASCARPONE
  • Mezclamos el queso a temperatura ambiente y la miel con ayuda de un tenedor.
4- MONTAJE TARTA
  • Colocamos uno de los bizcochos en la base escogida y esparcimos toda la crema de mascarpone encima, colocando la otra base de bizcocho encima.
  • Disponemos el cremoso de chocolate y café frío en una manga pastelera con una boquilla redonda lisa.
  • Desde el centro del bizcocho haremos la decoración, presionando en posición vertical y soltando de golpe para realizar las montañitas en pico. Si no disponemos de manga pastelera disponemos el cremoso con ayuda de una espátula o cuchillo de punta redonda.
  • Refrigeramos un mínimo de 1 hora más en la nevera para que vuelva a coger cuerpo el cremoso.





12 abril 2017

BUÑUELOS DE BACALAO


Y con esta receta acabamos el repertorio de semana Santa. Este año dos recetas dulces y dos con bacalao.

Ahora sólo queda disfrutar de los dias que tengamos de vacaciones para estar con los nuestros, y en mi caso también aprovechar para hacer cosas ricas como los roscos de anís, torrijas y coca de cuarto mallorquina, que así de paso renuevo fotos.

Hoy una sencilla receta tradicional que le he cogido prestada a la madre de mi tío Ramón, Merçé. He hecho un par de cambios muy sutiles, uno de ellos añadir un par de cucharadas de nata líquida para cocinar.

He aprovechado que en la última cajita Degustabox venía un botecito de nata sin lactosa de Central LecheraAsturiana.

Degustabox da la oportunidad de probar una gran cantidad de productor de primeras marcas enviando una caja mensual por 14,99€ pero si introducís mi código del blog "R6X05" la primera Degustabox os costará tan solo 9,99€ (con gastos de envío ya incluidos).

 Podéis seguir también a Degustabox por las redes sociales, a través de su página de Facebook y en Twitter Instagram.


INGREDIENTES
  • 300 gr de bacalao desalado
  • 1 huevo tamaño L
  • 65 gr harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 2 cucharadas de nata
  • 1 ajo
  • Perejil

ELABORACIÓN
  • En la picadora o batidora ponemos el bacalao, ajo a trocitos, perejil y la nata. Batimos hasta que resulte una pasta homogénea.
  • Separamos la yema de la clara.
  • Mezclamos la yema con la pasta de bacalao y vamos añadiendo la harina poco a poco hasta estar toda integrada.
  • Batimos la clara a punto de nueve bien firme y la integramos a la mezcla con movimientos envolventes.
  • Freímos los buñuelos en aceite caliente, los dejamos reposar en papel absorbente.


Notas
  • Yo para echar las porciones en el aceite uso un sacabolas de helado, va muy bien.
  • En esta receta no pongo sal, si usáis bacalao de buena calidad al punto de sal no os hará falta.


06 abril 2017

BACALAO A LA GALLEGA { con ajada }



Si algo recuerdo con cariño de mi viaje a Galicia son los días que pasé con mi amiga Cristina del blog Kanela y limón. Me abrió su casa y su entorno y me hizo pasar unos días maravillosos.

Comí en muchos restaurantes durante las 2 semanas que estuve recorriendo la zona, pero no comí tan bien como cuando llegué a su casa. Y es que “mama kanela” como yo llamo a su madre es una de las mejores cocineras que he conocido, como Cris bien indica en muchas de sus recetas.

Pude cocinar con ella y ver como hacía verdaderas maravillas, entre otras sus croquetas que las tengo en mente desde entonces y si viviera más cerca se las pediría una y otra vez.

Uno de los días preparó un delicioso pescado que acompañó de la tradicional ajada gallega, que yo no había probado y que adopté de inmediato, es súper fácil de hacer y queda realmente deliciosa para acompañar muchos platos.

La receta de hoy se la dedico a “mama kanela” por todo el cariño que me brindó, y al ser pescado nos viene genial para la Semana Santa. Es una adaptación de su merluza a la gallega.

Y siguiendo con la familia, aunque muchos de vosotros ya lo sabréis lo digo porque me siento muy orgullosa y creo que merece ser dicho. Cris va a sacar su primer libro este mes, una recopilación de 50 recetas elaboradas desde el segundo nº1 por ella, fotografiadas por ella… y de las que siempre salen bien, como todas.

Ya está en preventa en Amazon, podéis verlo aquí:


Te deseo lo mejor del mundo madrina, siempre.


INGREDIENTES
  • 500gr de bacalao al punto de sal
  • ½ de patatas pequeñas peladas
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 4 dientes de ajo


ELABORACIÓN
  • En una olla ponemos la cebolla entera en agua y llevamos a ebullición, añadimos las patatas cortadas en lascas como en la foto.
  • Dejamos hervir 10 minutos y añadimos el bacalao, hervimos durante 10 minutos más (o hasta que las patatas estén) y retiramos ambas cosas.
  • Cortamos los ajos a láminas y salteamos en un sartén con un chorro de aceite de oliva. Cuando estén dorados (a mí me gustan tostaditos, véase la foto) retiramos la sartén del fuego, dejamos reposar un minuto y diluimos el pimentón.
  • Añadimos 1/2 cucharón del agua del pescado y la cucharadita de vinagre. Mezclamos y ya tenemos lista nuestra ajada para servir con el pescado.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...