20 abril 2017

TARTA IRLANDA {chocolate y café irlandés}


Una señora tarta para cualquier cumpleaños o como colofón de una comida, espectacular.
 
Una mezcla de sabores ganadora a mi modo de ver, chocolate y café...con un toque de whisky. Apuesto muchas veces por esta mezcla a la hora de preparar postres y nunca falla.
 
Es la receta que presenté en el concurso Chocolate Challenge 2 de chocolates Valor y como os podéis imaginar lleva mucho, mucho chocolate.
 
Como todas las tartas siempre estará más rica con un dia de reposo, los bizcochos los podéis preparar con antelación y congelar hasta que los vayáis a usar.
 
Como he dicho antes es ideal para diferentes ocasiones, incluso para un día de gula extrema...en este caso es necesario tener algo así a mano. Espero que os guste!


INGREDIENTES (2 bizcochos de 20cm)
 
Bizcocho
  • 6 huevos
  • 80gr cacao puro en polvo Valor
  • 300gr azúcar
  • 2 yogures naturales griegos
  • 320gr harina
  • 100gr chocolate con leche al caramelo valor en trozos pequeños
  • 300ml aceite girasol
  • 1 cucharadita levadura
  • 3 cucharaditas bicarbonato
  • 1 cucharada extracto vainilla
  • 150ml café solo
  • 25ml wisky
Relleno
  • 250gr mascarpone
  • 2 cucharadas soperas miel
Cobertura
  • 120gr chocolate negro 70% para postres
  • 500ml nata para montar
  • 8 cucharaditas colmadas café soluble
  • 2 hojas gelatina
  • 6 yemas

ELABORACION
1-CREMOSO DE CHOCOLATE Y CAFÉ IRLANDÉS
  • Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
  • Picamos muy fino el Chocolate Negro 70% para postres y reservamos en un recipiente.
  • En un cazo ponemos a fuego suave la nata, cuando caliente diluimos el café y lo llevamos a ebullición.
  • Blanqueamos las yemas con el azúcar hasta que nos resulte una mezcla suave, blanquecina y el azúcar se haya disuelto.
  • Sin dejar de batir echaremos de golpe la mezcla de nata y café hirviendo.
  • Diluimos la gelatina hidratada y bien escurrida en la mezcla anterior.
  • Volcamos encima del chocolate, dejamos 1 minuto e iremos mezclando con unas varillas manuales desde el centro hacia afuera haciendo espirales hasta que estén los ingredientes bien integrados y el chocolate deshecho.
  • Tapamos con film al contacto, dejamos enfriar a temperatura ambiente y refrigeramos un mínimo de 8 horas antes de usar.
2-BIZCOCHO DE CHOCOLATE
  • Tamizamos la harina con la levadura, el Cacao puro en polvo desgrasado 0% azúcares añadidos, bicarbonato y levadura.
  • Batimos los huevos a temperatura ambiente con el azúcar hasta que nos resulte una mezcla suave y haya triplicado el volumen.
  • Integramos los yogures sin dejar de mezclar, seguido de la vainilla y el aceite por el lateral en forma de hilo y poco a poco.
  • Añadimos los ingredientes secos en tres veces hasta integrados por completo.
  • Incorporamos el chocolate con leche y caramelo picado fino.
  • Disponemos la mezcla en los moldes engrasados y horneamos durante alrededor de 40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio.
  • Con los bizcochos calientes calamos con el café irlandés, enfriamos y reservamos.
3-CREMA DE MASCARPONE
  • Mezclamos el queso a temperatura ambiente y la miel con ayuda de un tenedor.
4- MONTAJE TARTA
  • Colocamos uno de los bizcochos en la base escogida y esparcimos toda la crema de mascarpone encima, colocando la otra base de bizcocho encima.
  • Disponemos el cremoso de chocolate y café frío en una manga pastelera con una boquilla redonda lisa.
  • Desde el centro del bizcocho haremos la decoración, presionando en posición vertical y soltando de golpe para realizar las montañitas en pico. Si no disponemos de manga pastelera disponemos el cremoso con ayuda de una espátula o cuchillo de punta redonda.
  • Refrigeramos un mínimo de 1 hora más en la nevera para que vuelva a coger cuerpo el cremoso.





12 abril 2017

BUÑUELOS DE BACALAO


Y con esta receta acabamos el repertorio de semana Santa. Este año dos recetas dulces y dos con bacalao.

Ahora sólo queda disfrutar de los dias que tengamos de vacaciones para estar con los nuestros, y en mi caso también aprovechar para hacer cosas ricas como los roscos de anís, torrijas y coca de cuarto mallorquina, que así de paso renuevo fotos.

Hoy una sencilla receta tradicional que le he cogido prestada a la madre de mi tío Ramón, Merçé. He hecho un par de cambios muy sutiles, uno de ellos añadir un par de cucharadas de nata líquida para cocinar.

He aprovechado que en la última cajita Degustabox venía un botecito de nata sin lactosa de Central LecheraAsturiana.

Degustabox da la oportunidad de probar una gran cantidad de productor de primeras marcas enviando una caja mensual por 14,99€ pero si introducís mi código del blog "R6X05" la primera Degustabox os costará tan solo 9,99€ (con gastos de envío ya incluidos).

 Podéis seguir también a Degustabox por las redes sociales, a través de su página de Facebook y en Twitter Instagram.


INGREDIENTES
  • 300 gr de bacalao desalado
  • 1 huevo tamaño L
  • 65 gr harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 2 cucharadas de nata
  • 1 ajo
  • Perejil

ELABORACIÓN
  • En la picadora o batidora ponemos el bacalao, ajo a trocitos, perejil y la nata. Batimos hasta que resulte una pasta homogénea.
  • Separamos la yema de la clara.
  • Mezclamos la yema con la pasta de bacalao y vamos añadiendo la harina poco a poco hasta estar toda integrada.
  • Batimos la clara a punto de nueve bien firme y la integramos a la mezcla con movimientos envolventes.
  • Freímos los buñuelos en aceite caliente, los dejamos reposar en papel absorbente.


Notas
  • Yo para echar las porciones en el aceite uso un sacabolas de helado, va muy bien.
  • En esta receta no pongo sal, si usáis bacalao de buena calidad al punto de sal no os hará falta.


06 abril 2017

BACALAO A LA GALLEGA { con ajada }



Si algo recuerdo con cariño de mi viaje a Galicia son los días que pasé con mi amiga Cristina del blog Kanela y limón. Me abrió su casa y su entorno y me hizo pasar unos días maravillosos.

Comí en muchos restaurantes durante las 2 semanas que estuve recorriendo la zona, pero no comí tan bien como cuando llegué a su casa. Y es que “mama kanela” como yo llamo a su madre es una de las mejores cocineras que he conocido, como Cris bien indica en muchas de sus recetas.

Pude cocinar con ella y ver como hacía verdaderas maravillas, entre otras sus croquetas que las tengo en mente desde entonces y si viviera más cerca se las pediría una y otra vez.

Uno de los días preparó un delicioso pescado que acompañó de la tradicional ajada gallega, que yo no había probado y que adopté de inmediato, es súper fácil de hacer y queda realmente deliciosa para acompañar muchos platos.

La receta de hoy se la dedico a “mama kanela” por todo el cariño que me brindó, y al ser pescado nos viene genial para la Semana Santa. Es una adaptación de su merluza a la gallega.

Y siguiendo con la familia, aunque muchos de vosotros ya lo sabréis lo digo porque me siento muy orgullosa y creo que merece ser dicho. Cris va a sacar su primer libro este mes, una recopilación de 50 recetas elaboradas desde el segundo nº1 por ella, fotografiadas por ella… y de las que siempre salen bien, como todas.

Ya está en preventa en Amazon, podéis verlo aquí:


Te deseo lo mejor del mundo madrina, siempre.


INGREDIENTES
  • 500gr de bacalao al punto de sal
  • ½ de patatas pequeñas peladas
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 4 dientes de ajo


ELABORACIÓN
  • En una olla ponemos la cebolla entera en agua y llevamos a ebullición, añadimos las patatas cortadas en lascas como en la foto.
  • Dejamos hervir 10 minutos y añadimos el bacalao, hervimos durante 10 minutos más (o hasta que las patatas estén) y retiramos ambas cosas.
  • Cortamos los ajos a láminas y salteamos en un sartén con un chorro de aceite de oliva. Cuando estén dorados (a mí me gustan tostaditos, véase la foto) retiramos la sartén del fuego, dejamos reposar un minuto y diluimos el pimentón.
  • Añadimos 1/2 cucharón del agua del pescado y la cucharadita de vinagre. Mezclamos y ya tenemos lista nuestra ajada para servir con el pescado.





30 marzo 2017

TORRIJAS DE MOSCATEL



Ya vienen…ya se acercan…ya están aquí!!

Creo que hay dulces que se disfrutan mucho más cuando se comen sólo en ciertas fechas señaladas como son los turrones, pannettones, buñuelos o torrijas.

Una buena torrija me hace literalmente babear, y me acuerdo mucho de la última semana Santa que pasé con mi padre y cómo disfrutamos comiendo el tradicional frit mallorquín y de postre unas torrijas tradicionales.

La receta del frit mallorquín la tenéis aquí escrita por él como cocinero invitado al blog, desde que él ya no está no he vuelto a probarlo. Ya llegará el día.


La receta de hoy es bien sencilla, sólo hace falta disponer de un moscatel de calidad y un buen pan de 1 o 2 días, preferiblemente hecho para tal fin. Yo lo rebajé con una pequeña parte de agua para que salieran un poco más suaves porque mi moscatel era muy cañero, y al evitarte la infusión de la leche la hacen mucho más rápidas de hacer.


INGREDIENTES
  • 250GR pan para torrijas (o pan de un par de dias)
  • 200ml de moscatel
  • 25ml agua
  • 1 huevo
  • 1 chorro de leche
  • Azúcar y canela para rebozar



ELABORACIÓN
  • Cortamos el pan en rebanadas.
  • En un bol con el moscatel y el agua vamos bañando las rebanadas por ambas caras dejando que empape. Las reservamos en otro plato.
  • Calentamos aceite de girasol en una sartén.
  • Batimos el huevo a temperatura ambiente con un chorrito de leche, y untamos rebanada a rebanada.
  • Las freímos por ambos lados y dejamos reposar encima de papel absorbente para que se vaya el aceite sobrante.
  • Las rebozamos en azúcar mezclado con canela al gusto.

**Notas
  • Empezar con la cantidad de moscatel que os indico, si véis que os quedáis sin añadir más. Dependiendo del pan que utilicéis y como sea su miga, absorberá más o menos.
  • Yo las hago en cadena, las baño todas y luego voy rebozando en el huevo y echando en el aceite caliente una a una. 


23 marzo 2017

BUÑUELOS DE PLÁTANO Y ANIS



Empecemos con las recetas de cara a Semana Santa tan típicas por sus aceititos ricos y exceso divino de calorías, aunque por suerte sólo es una vez al año, por eso se cogen con tantas ganas.

Después del éxito que tuvieron los buñuelos de viento de mi abuela y de que sea una de las recetas más vistas en estos 5 años, os traigo estos con masa más espesa y no se preparan como la masa choux de los de viento.

Un delicioso sabor a plátano y un sabor a anís que me vuelve loca. Es curioso como no me gusta nada este licor bebido, pero en cambio lo añadiría a todos los bollos y elaboraciones dulces, me pirra.

La receta original lleva 200 gr de azúcar que yo eliminé al poner los plátanos, y para nada eché de menos dulzor.

Fuente: Corpus de la cuina catalana


INGREDIENTES
  • 2 huevos
  • 200gr harina
  • 2 plátanos maduros
  • 100ml de anís seco
  • Aceite de girasol para freír
  • Azúcar y canela para rebozar

ELABORACION
  • Separamos las yemas de las claras, estas las reservamos.
  • Chafamos los plátanos bien hasta que sea una pasta, momento en el que lo mezclaremos bien con las yemas de huevo.
  • Añadimos el anis y lo integramos.
  • Incorporamos la harina a cucharadas mientras la vamos mezclando hasta que está toda bien integrada.
  • Montaos las claras a punto de nieve fuerte, y las añadimos a la mezcla anterior en tres veces con movimientos envolventes.
  • Calentamos al fuego el recipiente donde vayamos a freír los buñuelos con una buena cantidad de aceite, pensad que los buñuelos se han de hundir.
  • Con ayuda de una cuchara o en mi caso con un sacabolas de helado (va muy bien) vamos friendo los buñuelos, veremos que flotan y ellos mismo practicamente se dan la vuelta solos.
  • Dejamos que adquieran color dorado y retiramos en un plato con papel absorbente.
  • Con los buñuelos aún templados los rebozamos en azúcar mezclado con canela en polvo.
Notas
  • La temperatura ideal para freír los buñuelos es con el aceite a 180º, en caso de que tengáis termómetros de cocina. Sino tened cuidado no lo tengáis demasiado caliente, ya que se que se os dorarán enseguida por fuera y se os quedarán crudos por el centro.
  • Para los muy amantes del anís podéis pulverizar un poco los buñuelos antes de rebozarlos, en caso de que no os baste el que llevan en la masa.


17 marzo 2017

GATÓ DE ALMENDRAS MALLORQUIN


Gató de almendras, receta típica y tradicional donde las haya de mi querida isla. Es un bizcocho húmedo en el que se sustituye toda la cantidad de harina por almendra molida.

El poder usar almendras naturales y molidas por nosotros en casa es un factor importante a la hora de dar con el sabor tradicional de antaño. Si no hay más remedio podéis comprar almendra ya molida, pero os aseguro que no será lo mismo aunque estará rico de todas maneras.

En internet podéis encontrar esta misma receta con los mismos ingredientes y cantidades exactas, entiendo que sería algo estándar por aquel entonces, aunque esta me la dio de viva voz mi tia Elvira y a su vez la tengo anotada en el libro de recetas familiares como la receta de la tia Antonia, su madre.


La receta original lleva 12 huevos, por lo que aquí están todos los ingredientes divididos entre 2 para que nos salga un bizcocho al uso. Si queréis uno grandote para más gente sólo tenéis que doblar.

El mantel de la foto no es un mantel, es una toalla bordada a mano por mi bisabuela materna Francisca, también abuela de mi tía Elvira y que con tanto cariño me regaló. Creo que las fotos hechas con atrezzo de este tipo le aportan un algo muy especial, no creeis?

Las almendras naturales iban en la caja Degustabox del mes de Febrero, son de la marca Wonderful y la verdad es que son bien ricas.

Degustabox da la oportunidad de probar una gran cantidad de productor de primeras marcas enviando una caja mensual por 14,99€ pero si introducís mi código del blog "R6X05" la primera Degustabox os costará tan solo 9,99€ (con gastos de envío ya incluidos).
 Podéis seguir también a Degustabox por las redes sociales, a través de su página de Facebook y en Twitter Instagram.


ELABORACION
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Escaldamos las almendras en agua hirviendo un minuto y retiramos, dejandolas encima de un trapo para secarlas y pelarlas. En una picadora las hacemos polvo, cuidando de no meter calor ya que eso haría que desprendieran aceite así que hacerlo poco a poco.
  • Con los huevos a temperatura ambiente, separamos las yemas de las claras y reservamos estas.
  • Mezclamos la ralladura de la piel de limón, la canela y la almendra y reservamos.
  • Batimos las yemas con el azúcar hasta blanquearlas y deshacer el azúcar.
  • Añadimos la almendra e incorporamos hasta estar integrada.
  • Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal, y añadimos a la mezcla en tres veces y con movimientos envolventes con la ayuda de una espátula.
  • Disponemos en un molde engrasado y horneamos a 180º alrededor de 40min, o hasta que al pinchar en el centro el palillo salga limpio.
  • Dejamos enfriar y reposar antes de comer.

08 marzo 2017

ALBÓNDIGAS EN SALSA ESPAÑOLA


Cocinera invitada de hoy: mi querida mama, y como para cualquier persona su madre es la mejor cocinera del mundo mundial. Estas son sus albóndigas, por las que mato y muero.

*****************************

En mi casa siempre se hacían las albóndigas con salsa de tomate y acompañadas de guisantes. Cuando me casé descubrí esta nueva receta, era la manera en que se comían en mi familia política y la adopté hasta el fin de los tiempos.

La salsa de tomate suele tener un punto de acidez que para mi gusto mata un poco el sabor de la albóndiga, en cambio la salsa española potencia su sabor y la de cualquier acompañamiento que se quiera poner, como las setas.

Es una salsa suave y untosa que eleva la categoría de la albóndiga.


INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

Para las albóndigas
  • 500 gr carne de ternera picada
  • 2 huevos
  • 3 dientes de ajo
  • un chorrito de leche
  • pan rallado o miga de pan
  • perejil
  • sal
  • pimienta negra
  • orégano (opcional)

 Para la salsa
  • 6 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de pimentón de la Vera dulce
  • 2 cucharadas de harina
  • Caldo vegetal
  • sal y pimienta negra al gusto

 Opcional.- Cualquier tipo de seta. Queda estupendo con rovellons (níscalos), fredolics (negrilla), ceps, rossinyols e incluso con trompetas de la muerte, cuando es la temporada. Durante el resto del año se pueden hacer con champiñones o simplemente solas.


  • Mezclar la carne con los huevos batidos, la leche, los ajos y el perejil picados y el orégano. Aderezar con sal y pimienta. Añadir el pan rallado. Dejar reposar media hora y formar las albóndigas rebozándolas en harina.
  • Freír las albóndigas en aceite de oliva hasta que estén doradas por todos los lados y reservar en una cazuela honda.
  • Filetear los ajos y dorarlos en un fondo del aceite que hemos utilizado para freír las albóndigas, con mucho cuidado de que no se quemen. Cuando están dorados añadir el pimentón de la Vera y dar unas vueltas hasta que se tueste y adquiera un color rojo oscuro. 
  • Añadir la harina, tostarla e incorporar parte del caldo. Cuando hierva y espese, sazonar y verter sobre las albóndigas y añadir más caldo hasta que queden sumergidas.
  • Las setas pueden añadirse en ese momento crudas o bien salteadas en un poco de aceite o mantequilla.
  • Cocinar a fuego lento unos 20 minutos. La salsa debe quedar ligera en cuanto a grosor, sedosa y untosa


01 marzo 2017

MADALENAS DE PERA Y CHOCOLATE


Y a quién no le gustan? Las clásicas, de naranja, de arándanos, de nata… o estas súper esponjosas que os traigo hoy. Me sorprendió mucho que uno de los ingredientes fuera agua, pero reconozco que le da una textura diferente y quedan deliciosas.

La receta es tal cual la que compartió Tere de las Maria cocinillas en su blog no hace mucho, sólo he añadido pera y chocolate.

Tere es de esas personas que te empuja hacia ella desde el minuto 1, al menos así me sentí yo cuando empecé a tener relación a través de Instagram y acabó de enamorarme cuando la conocí en persona.

Me alegré mucho cuando me dijo que iba a publicar su primer libro 360 GRADOS, sólo con verle la carita de alegría me emocionó y de verdad deseo que le vaya muy bien.


Si hay algo que a mí me enamora es una receta tradicional, y de estas tiene muchas en su blog y en sus vídeo recetas. Recetas de sus abuelas, de las que no tienes que hacer ninguna modificación para que salgan bien y que son apuestas seguras, yo tengo unas cuantas en lista de espera.


INGREDIENTES
  • 5 huevos L o 6 huevos M (250g de huevos)
  • 250g agua
  • 250g azúcar
  • ralladura de la piel de un limón
  • 475g harina de trigo
  • 12,5g impulsor, levadura química
  • 250g aceite de girasol
  • 2 peras
  • Pepitas de chocolate



ELABORACION
  • Batimos los huevos con el azúcar hasta que nos resulta una mezcla espumosa.
  • Añadimos la harina tamizada en tres veces y la vamos incorporando, en la tercera añadiremos también la levadura. Al final os costará un poco pero paciencia, saldrá bien.
  • Ahora incorporamos lo líquidos empezando con el agua y con la ayuda de una varilla mezclamos hasta integrar.
  • Hacemos lo mismo con el aceite poco a poco en forma de hilo mientras removemos.
  • Por último añadimos la ralladura de limón.
  • Dejamos reposar la masa en la nevera 1 hora.
  • Disponemos la masa en las capsulas escogidas hasta la mitad con un sacabolas de helado (va muy bien, sino con dos cucharas), ponemos unas pepitas de chocolate y unos trocitos de pera. Acabamos de llenarlos y ponemos otras poquitas pepitas y espolvoreamos con azúcar.
  • Cocemos en horno precalentado a 200, en mi caso 20 minutos.
  • Dejamos enfriar y nos las comemos todas!





23 febrero 2017

NUGGETS DE PAVO AL PARMESANO {al horno}



Hace mucho que tenía ganas de preparar nuggets, pero no soy muy amante de preparar fritos en casa.
Si los cómo es fuera de casa, una fritura de pescado bien hecha con una cervecita en una terracita es la vida, pero en casa cocino mucho al horno o al chup chup.

Intento adaptar las recetas para que queden igual de bien en el horno, o simplemente me como el pescado a la plancha con un buen chorro de aceite en crudo en vez de rebozado. Me gusta más.

La receta es de Jamie Oliver del último libro de cocina sana, aunque he adaptado alguna cantidad a mi gusto y lo he acompañado de una mayonesa de curry que os explico al final de la elaboración.
Vamos con la receta, espero que os guste.


INGREDIENTES
  • 500gr de solomillo de pavo
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado
  • 1 cucharada de yogur griego
  • 1 huevo M
  • 1 limón tamaño pequeño
  • 50gr parmesano
  • 100gr de pan rallado



ELABORACION
  • Cortamos los solomillos en porciones tamaño nugget al gusto.
  • Preparamos la marinada prensando el diente de ajo, el yogur, pimentón, el huevo batido, una pizca generosa de sal y pimienta, rallamos la piel del limón y exprimimos la mitad. Mezclamos todo hasta que nos resulte una mezcla suave.
  • Metemos la carne en el recipiente donde hemos preparado la marinada, y mezclamos bien para que se impregne toda.
  • Tapamos con papel film y dejamos reposar en la nevera al menos 2 horas, o toda la noche.
  • Para acabar de preparar los nuggets mezclamos el queso parmesano con el pan rallado, y rebozamos cada trozo de carne. La mezcla que sobre la tiramos.
  • Colocamos la carne en una bandeja de horno encima de un papel, y horneamos a unos 20 minutos a 180º, dando la vuelta a mitad de tiempo. Pasado este tiempo subimos la temperatura a 200º y doramos 5 minutos más por lado.
  • Los servimos acompañados de mayonesa de curry o de lo que más os guste.
  • Para preparar la mayonesa de curry simplemente mezclo mayonesa (casera o comprada), curry en polvo al gusto y unas gotas de limón, mezclamos y lista para comer.



16 febrero 2017

TRUFAS DE DULCE DE LECHE Y COCO


Receta de las que me gustan a mí, elaboración muy rápida con pocos ingredientes y resultado de lo más bonito.

Os confieso que a mí el coco tiempo atrás no me gustaba nada, pero ahora sí y mucho. Creo que es un ingrediente muy agradecido para añadirlo en bizcochos como en este de Yogurt,coco y naranja o este de limón y coco.

En la caja Degustabox de este mes venía una caja de granola (muesli) crujiente de la marca Jordans, cereales crujientes y con pasas.
Degustabox da la oportunidad de probar una gran cantidad de productor de primeras marcas enviando una caja mensual por 14,99€ pero si introducís mi código del blog "R6X05" la primera Degustabox os costará tan solo 9,99€ (con gastos de envío ya incluidos).
 Podéis seguir también a Degustabox por las redes sociales, a través de su página de Facebook y en Twitter Instagram.

Me he aficionado a comer un puñado de granola casera dentro del café con leche por las mañanas, y en breve os dejaré por aquí la receta. La verdad es que no hay desayuno más sano y te aporta mucha energía. Si no tengo del casero a veces lo compro preparado, y esta es una buena opción.

Estas trufas se pueden congelar, tardas 2 minutos en prepararlas y sólo necesitas 3 ingredientes. Vamos allá:


INGREDIENTES
  • 250gr de dulce de leche (1 bote)
  • 100gr de coco rallado
  • 100gr de granola con pasas Jordans



ELABORACION
  • Chafamos ligeramente los cereales ya que normalmente vienen aglutinados en pelotitas y de esta manera será más agradable al morder la trufa.
  • Mezclamos los 3 ingredientes en un cuenco con ayuda de una espátula o una cuchara grande.
  • Tapamos con papel film al contacto y dejamos en la nevera 24 horas.
  • Pasado este tiempo hacemos bolitas con la ayuda de una cucharita de café y nuestras manos.
  • Rebozamos en más coco rallado y ya están listas para degustar.

**Notas
  • Depende de la marca de dulce de leche que uséis tendrá una textura más compacta o menos. Si queréis podéis ponerlo unos segundos en el microondas para que os sea más fácil mezclarlo con el resto de ingredientes.
  • Con estos ingredientes os saldrán alrededor de 30 trufas, depende del tamaño que las hagáis.
  • Yo a veces uno un sacabolas de melón, ayuda bastante.


08 febrero 2017

CREMA DE ALCACHOFAS CON JAMÓN IBÉRICO


Todavía apetecen cremitas calientes, aunque en breve creo que empezará el caloret. Y ya veréis como será de un día para otro, pasaremos de la sopa al gazpacho.

Esta crema la hice a raíz de una conversación con mi madre por teléfono, ella la había hecho y me la describió de tal manera que me dieron ganas de comerla.

La única pega por ponerle alguna es que se ha de colar sí o sí. Quise evitarme ese paso la primera vez que la hice y por poco achicharro vilmente a mi batidora de vaso. Así que mejor la batáis y coléis para que os quede una crema suave sin ningún hilillo de las fibras de alcachofa.

Para darle cremosidad esta vez he puesto leche evaporada en vez de nata, queda mucho más ligera sin perder ese toque divino.

Os aconsejo salar mínimamente al pochar las verduras y rectificar después ya con la crema casi terminada. Pensar que el caldo de verduras ya llevará su puntito de sal y luego acompañaremos con jamón, tened ojo con esto.

Vamos allá, espero que os guste:

INGREDIENTES
  • 1 puerro
  • 1 patata grande
  • 2 troncos de apio
  • 8 alcachofas
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 200 ml de leche evaporada
  • Zumo de ½ limón
  • Sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra
  • Jamón ibérico para acompañar




ELABORACION
  • Limpiamos las alcachofas cortando el rabo y la parte de arriba y deshojándolas hasta quedarnos con el corazón y las hojas tiernas. Cortamos cada alcachofa en cuartos y las dejamos en agua con el zumo de medio limón.
  • Cortamos el puerro y el apio en juliana, pelamos y cortamos en dados medianos la patata y ponemos una olla al fuego con un buen chorro de aceite de oliva.
  • Escurrimos bien las alcachofas y lo metemos todo junto en la olla, dejando pochar unos 5 minutos a fuego medio mientras removemos.
  • Pasado el tiempo vertemos el caldo caliente y llevamos a hervor, momento en el que bajaremos el fuego a suave y dejaremos alrededor de 15-20 minutos o hasta que veamos que las alcachofas estén tiernas.
  • Retiramos el caldo y batimos las verduras, añadiéndolo poco a poco hasta que consigamos el espesor deseado.
  • Pasaremos por el chino para eliminar las fibras de las alcachofas, y volveremos a llevarlo al fuego con la leche evaporada durante unos minutos dando vueltas con una cuchara.
  • Ahora es el momento de rectificar de sal en caso necesario y ponerle un poco de pimienta al gusto.
  • Servimos caliente con taquitos de jamón y un chorro de aceite de oliva virgen.

NOTAS

  • Yo cuando bato esta crema en concreto tiendo a dejarla espesita para que coja la textura adecuada cuando añadamos la leche.
  • Podéis cambiar la leche por quesitos, nata o bien nata fresca.
  • Si no queréis pochar las verduras y hacerlo más libre de aceites poner las verduras a cocer en caldo, todo en frío.

 

05 febrero 2017

NATILLAS DE PISTACHO DE FERRAN ADRIA



Soy muy fiel a la cocina tradicional, siempre preferiré un plato de fabada en un restaurante pequeño perdido en algún lugar que una espuma de judía blanca con suspiro de chorizo en un restaurante elegante.

No soy muy amante de la cocina moderna, aunque a mi modo de ver es de aplaudir el trabajo de muchos cocineros y su afán por ver la cocina desde otro punto de vista y hacer viajar nuestra gastronomía a todos los puntos del globo terrestre, incluso teniendo entre nosotros los mejores cocineros del mundo.

Cuando las chicas de Cooking the Chef enviaron en reto de este mes arrugué la nariz al no entrar Ferran Adriá dentro de mi prototipo de cocinero fácil, y sobretodo asequible para hacer en casa algo sin polvos mágicos, sifones o mil y una historias. 


Pero este mes cumplen 2 añitos con el reto y no podía faltar, entonces me acordé de un libro que me regalaron hace ya años, La comida de la familia. Son las recetas de los platos y los menús que comía la familia de cocineros del Bulli cuando trabajaban.

Cual fue mi sorpresa que encontré varias recetas deliciosas y entre ellas estas natillas, un postre tradicional con ese toque de originalidad en sabor y color que le dan los pistachos. No son como las natillas a las que estamos acostumbrados, e ahí la gracia.

Eso sí, receta calcada del libro porque si el Sr. Adriá dice que son 35gr de pistachos será por algo, y vaya a ser que la líe si varío los ingredientes.
Muy ricas de verdad, podéis batirlas más o menos dependiendo de la textura que queráis. Yo opté por poder masticar trocitos de pistachos.

INGREDIENTES

  • 150 ml nata para montar
  • 6 yemas (120gr)
  • 600 ml leche entera
  • 105 gr pistachos sin sal
  • 135 gr azúcar


ELABORACION
  • Picamos los pistachos pequeños para que luego nos sea más fácil triturar. Reservamos.
  • Calentamos la leche y la nata en un cazo a fuego medio sin que llegue a hervir.
  • Mientras batimos las yemas con el azúcar hasta que nos resulte una mezcla blanquecina.
  • Vertemos la leche+nata calientes fuera del fuego y sin dejar de remover, volvemos a poner la mezcla en el fuego suave.
  • En este punto si tenemos termómetro de cocina la temperatura a alcanzar son 85º, sino tenemos lo haremos al modo tradicional y esperaremos a que cojan cuerpo y que cuando metamos una cuchara podamos hacer un dibujo claro con un dedo. De cualquiera de las dos maneras iremos removiendo con ojo que no se nos peguen al fondo del cazo.
  • Ya fuera del fuego mezclamos con los pistachos y trituramos con la batidora hasta conseguir la textura deseada.
  • Disponemos en los cuencos o vasitos, dejamos enfriar a temperatura ambiente y llevamos a la nevera un mínimo de 6 horas.
  • Serviremos bien fría con unos pistachos para decorar.


26 enero 2017

BIZCOCHO DE CLARAS Y NATA


Cuantas veces habéis tirado las claras por el desagüe? Pues a partir de ahora podéis usarlas para hacer esta maravilla de bizcocho, o bien congelarlas y tener tiempo de pensar que hacemos con ellas.

Es de aspecto y tacto compacto, cuando fui a cortarlo no las tenía todas conmigo. Es una receta que fui elaborando sobre la marcha y no sabía lo que iba a salir.

Cuando lo probé abrí los ojos como platos, es extremadamente suave a la vez que fundente. Elaboramos un merengue para mezclar con la nata y el resultado es similar al primero, durito por fuera y delicado por dentro.


O he hecho con ralladura de naranja, pero podéis cambiarla por limón o incluso añadir algunas gotitas de esencia ya que quedará igualmente bueno.


INGREDIENTES
  • 4 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 150ml nata para montar muy fría
  • 150gr azúcar
  • 150gr harina
  • 3 cucharaditas levadura
  • 60gr mantequilla fundida y enfriada


ELABORACION
  • Empezamos elaborando el merengue, para ello batimos las claras a velocidad alta y cuando empiecen a formarse picos iremos añadiendo el azúcar a cucharadas poco a poco hasta que esté todo integrado y el merengue esté brillante y firme.
  • Semimontamos la nata hasta que haga picos suaves.
  • Con la misma varilla que hemos montado el merengue y la nata (pero cogido con la mano) mezclamos ambos ingredientes. Para ello mezclamos la nata con 1/3 del merengue y poco a poco el resto. (ver notas)
  • Añadimos la ralladura de naranja e integramos.
  • Incorporamos la harina y la levadura tamizada tamizada con una espátula y poco a poco. Cuesta un poco pero tened paciencia.
  • Por último integramos la mantequilla.
  • En un molde engrasado y forrado con papel horneamos a 180º durante unos 40min aproximadamente o hasta que pinchemos en el centro con un palillo y este salga limpio.

**Notas
  1. Para mí la mantequilla le da un toque muy especial, no la cambiaría por aceite.
  2. No os de miedo mezclar a mano, el merengue es muy fuerte y sino os quedaréis sin fuerza en el brazo. Cuando veáis que la mezcla se va homogeneizando podéis usar una espátula con movimientos envolventes.
  3. Para servir espolvoreamos azúcar glass.
  4. Se puede congelar sin problemas, yo lo he repetido en varias ocasiones cortándolo en porciones individuales una vez frío y tengo reservas para desayunos. Os seguro que es delicioso.
  5. Os aconsejo que una vez frío lo envolváis en papel film y lo dejéis reposar de un día a otro, ya sabéis que a mí los bizcochos me gustan más así ya que encuentro que aumentan mucho su sabor.



19 enero 2017

ENSALADA DE TOMATE Y GRANADA


Aquí vengo yo misma el día más frío del año con una ensalada fresquita…porque yo lo valgo!
La receta es del nuevo libro de Ottolenghi Exhuberancia, maravilloso como todos los que tiene. Éste está centrado en comida vegetariana pero os aseguro que en ningún momento echas de menos la carne, hace un baile de sabores que sólo con leer el título te dan ganas de probarlas.

La receta de hoy es una mezcla de tonalidades rojas con contrastes de salado con la explosión de la granada dulce. La verdad es que a mí me encantó, y sales de las ensaladas convencionales con ingredientes que tenemos muy a mano.

En la caja Degustabox del mes de Diciembre venían un montón de cosas ricas, entre ellas un vinagre muy bueno de vino blanco de la marca Ponty. Yo para ensaladas suelo usar vinagre de Módena pero en esta ocasión la receta requería de vino blanco y la he seguido a pies juntillas.

Degustabox da la oportunidad de probar una gran cantidad de productor de primeras marcas enviando una caja mensual por 14,99€ pero si introducís mi código del blog "R6X05" la primera Degustabox os costará tan solo 9,99€ (con gastos de envío ya incluidos).


Podéis seguir también a Degustabox por las redes sociales, a través de su página de Facebook y en Twitter Instagram.


INGREDIENTES
  • 1 kg de tomates cherry
  • 1 granada
  • ½ pimiento rojo
  • 1 cebolleta de tamaño pequeña

Vinagreta
  • 60ml aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharaditas Vinagre de vino blanco Ponty
  • 2 dientes de ajo pequeños
  • ½ cucharadita pimienta molida
  • 1 cucharada de orégano
  • Sal al gusto



ELABORACIÓN
  • Cortamos los tomates cherry por la mitad o en cuartos, el pimiento en cubitos pequeños y la cebolleta en gajos finos.
  • Preparamos la vinagreta machacando los ajos o picándolos muy finos, y mezclando el resto de ingredientes batiendo con un tenedor para emulsionar.
  • Mezclamos las hortalizas con la vinagreta y la reservamos un mínimo de 2 horas tapada con film en la nevera para que se potencien todos los sabores.
  • Sacamos de la nevera un rato antes de servir, espolvoreamos con un poco más de oregano…y a disfrutar!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...